Pastoral educativa

Carmelitas Misioneras de Santa Teresa

Formación de la CMST

Para servir a la Iglesia como CMST se requiere de un proceso de formación permanente que responda a las necesidade
s de cada hermana, de cada comunidad, y de cada lugar donde hacemos presencia, teniendo en cuenta que nuestro principal formador es el Espíritu Santo. Las etapas de formación inician con:

  • Pastoral Vocacional
  • Postulando
  • Noviciado
  • Juniorado

Vivimos nuestra vocación de CMST en espíritu de fraternidad, alegría, sencillez, humildad en la verdad, pobreza y abnegación apostólica como la vivieron Santa Teresa de Jesús y Nuestras Madres Fundadoras” (Const. Fund. 7)

Nuestra congregación, fiel al carisma recibido asume todos los valores dentro de la búsqueda de autenticidad de una Vida Religiosa en apertura continua a las circunstancias de la historia, desde un discernimiento orante en fe y esperanza activa, para ser presencia profética, en el hoy y ahora de nuestros pueblos, a ejemplo de nuestros mártires Latinoamericanos como: Mons. Oscar A. Romero, y Los santos y santas del Carmelo.

 

 

¿Quiénes somos las CMST?

Nuestra Congregación de CMST surge en la iglesia por inspiración del Espíritu Santo como una congregación de V.R. Apostólica. Fundada en la ciudad de México el 8 de marzo de 1903. Por las Hermanas:

Teresa Petra de la Cruz Muciño Moreno Antonia del Espíritu Santo Velásquez Méndez Soledad de la Pasión Peréz Bisuet Carmen de San Eliseo, Gallardo León

Misión

Las CMST tenemos la misión de: “Vivir la experiencia de Dios y ayudar a que otros y otras la vivan a través de la entrega sencilla de nuestra vida, preferentemente entre los pobres” Esta misión específica la desarrollamos en las pastorales de:

  • Espiritualidad
  • Misiones
  • Salud
  • Educación

Esta misión evangelizadora la hacemos presente en: México, Brasil, Bolivia, Perú, Chile, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala, Etiopía, Suecia, y Estados Unidos.

Carisma

Nosotras seguimos a Cristo en su comunicación filial y confiada con el Padre-Madre. Haciéndola vida con las actitudes de:

  • Disponibilidad
  • Confianza
  • Servicio
  • Alegría
  • Sencillez
  • Oración
  • Acogida
  • Fidelidad
  • Generosidad
  • Búsqueda de auntenticidad

“Participamos de la espiritualidad del Carmelo Teresiano-Sanjuanista al estilo de Nuestras Madres Fundadoras, viviendo la vida teologal con un amor especial a la oración contemplativa como experiencia del amor de Dios Padre y de Cristo, acentuando el aspecto contemplativo como fuente de servicios a los hermanos y hermanas”

María, Madre del Carmelo y Madre nuestra

“Como Carmelitas encontramos en ella, un modelo a nuestro alcance; ella nos precede en el seguimiento de Cristo y es signo de esperanza en la búsqueda. (Cfr. Const. Fund.3 Const. 67,68,69.)”